Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC)

Autopista de la energía y telecomunicaciones

“Existe una voluntad, más allá de la complejidad, por parte de cada persona implicada, de transformar este encargo en un proyecto único y unificador. Gracias a esta línea de interconexión eléctrica y de telecomunicaciones, los habitantes de seis países tendrán ahora acceso a una red confiable y competitiva”

Homero Fuertes, Vicepresidente de Desarrollo Internacional – Perú.

El proyecto SIEPAC consiste en construir un sistema de interconexión eléctrica que comunique las redes de seis países de América Central: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Este sistema transnacional de transmisión eléctrica de 1800 km de longitud y 230 kV de tensión, conecta los sistemas de seis países a 15 subestaciones implicando más de 30 millones de habitantes.

Este proyecto busca mejorar la eficacia energética, abastecer de energía a una mayor población, mejorar la confiabilidad y eficacia de las fuentes de energía, reducir los costos de energía y telecomunicaciones y favorecer el desarrollo económico.

Para este proyecto calificado de histórico, el consorcio Empresa Propietaria de la Red (EPR) retuvo los servicios de Dessau para el apoyo en relación con todos los aspectos técnicos de esta nueva línea, es decir, la supervisión completa de los trabajos de construcción, la revisión de la ingeniería de detalle, la redacción de los pliegos para los llamados a licitación, así como el control de calidad de la fabricación de conductores, estructuras, equipos y accesorios. Este encargo requirió, por periodos, un equipo de cerca de 250 profesionales.

Otras fotos

En el marco de este proyecto, Dessau diseñó igualmente una red de transmisión de telecomunicaciones de tecnología avanzada, para comunicar los seis países miembros del consorcio Empresa Propietaria de la Red (EPR), para crear así una infraestructura que facilite la interconexión entre el norte y el sur de América. Esta red permite incrementar la calidad y velocidad de las redes telefónicas y de Internet además de ofrecer una solución alternativa a la única vía de comunicación que existe en este momento, es decir, los cables submarinos. Actualmente es la red transfronteriza más robusta de la región.

A lo largo del proyecto, el equipo debe enfrentar numerosos desafíos, sobre todo manejar la diferencia entre las leyes y culturas de los seis países que forman parte del proyecto. Es necesario entonces realizar un esfuerzo de concertación y normalización a fin de garantizar una interconexión armónica y eficaz. Para ello, el equipo creó un grupo de trabajo dedicado a definir e implementar métodos de trabajo compatibles con la geografía y la realidad de cada país para así definir las mejores estrategias de operación.

A Dessau le complace participar en este proyecto único que permitirá además crear un verdadero canal de comunicación para favorecer el intercambio de información entre los seis países de América Central.